Hija de las consortes reales de Europa, Carlota Amelia fue hija del rey Leopoldo I de Bélgica y de María Luisa de Orleans. Con un carácter decidido, Carlota intervino en la política imperial (más crítica cada día que pasaba), mientras Maximiliano se evadía en sus proyectos para reformar México. Carlota presidía junto a Maximiliano los grandes bailes y recepciones que se celebraban en el Palacio Nacional de México y su nueva residencia imperial, Chapultepec. Sus hijos adoptados (nietos de Agustín de Iturbide) se quedaron en México y su pérdida después de la caída de Maximiliano también pudo influir en su constante psicosis, pues ella no era incapaz de tener hijos. Orígenes de su nobleza. En su libro Noticias del Imperio nos permitió escucharla, dándole un largo monólogo desde su encierro en el Castillo de Bouchout (Bélgica), 60 años después de la muerte del emperador. Educada para gobernar, la princesa Carlota de Bélgica vio una respuesta a sus deseos de poder en el naciente imperio en México en 1864. Nuestro “doctor frustrado” es, desde mi punto de vista, el mejor psiquiatra que tuvo la emperatriz Carlota de México. Educada para gobernar, la princesa Carlota de Bélgica vio una respuesta a sus deseos de poder en el naciente imperio en México en 1864. Quizás la más célebre imagen de Carlota de México. Tu fiel Carlota».-La hipótesis de la curandera y el desarrollo de su esquizofrenia La paranoia comenzó a apoderarse de su mente. Los últimos años de Carlota de México, la emperatriz que durmió con el Papa La ilusión del fantástico imperio mexicano se desmoronó en 1866 bajo los pies del emperador Maximiliano y su esposa, la princesa Carlota (1840-1927), hija del rey Leopoldo I de Bélgica . Tras un efímero mandato, acabó en la locura. Que fue emperatriz de México… que le decían “Mamá Carlota” y hasta canción popular tenía la pobre: “Ay mamá Carlota la gente se alborota de verte tan gordota” Y que se volvió loca
2020 carlota de méxico muerte