Su diámetro es 6,5 veces superior al del segundo satélite de Neptuno por tamaño, Proteo. Los cinco satélites más exteriores, descubiertos ya en el siglo XXI, tienen unos tamaños que oscilan entre los 30 km y los 70 km de diámetro y se sitúan a más de diez millones de kilómetros de Neptuno. Cuando fue capturado por la gravedad de Neptuno y forzado a describir una órbita elíptica en torno al planeta, Tritón rotaba sobre su eje a mucha más velocidad de lo que lo hace actualmente. [14]​ Es posible que debido a esta gran perturbación, los satélites del sistema de Neptuno no sigan la relación de una a cien mil de la masa entre el planeta padre frente a todos sus satélites vistos, comparado con todos los otros gigantes gaseosos. [16]​, Las simulaciones numéricas muestran que un satélite descubierto en 2002, Halimede, ha tenido una alta probabilidad de colisión conNereida durante la vida útil del sistema. El nombre «Tritón» fue sugerido por Camille Flammarion en su libro Astronomy Populaire editado en 1880,[5]​ pero no fue considerado de uso común hasta la década de 1930. Al igual que otros planetas gigantes, Neptuno tiene a su alrededor un complejo sistema de anillos y satélites. La órbita de Tritón está inclinada unos 30º con respecto al plano de la órbita que describe Neptuno alrededor del Sol. Tritón no tuvo nombre oficial hasta el siglo XX. Una de las teorías sobre la captura de Tritón, es la llamada hipótesis "Anfitrite", que sostiene que Tritón formaba parte de un sistema binario de planetas enanos, parecido al que forman Plutón y Caronte; en el momento de la captura de Tritón su compañero Anfitrite habría sido devorado por Neptuno —lo cual explicaría su elevada temperatura interna y la inclinación de su eje magnético— o expelido más allá de su órbita en dirección a Urano generando el impacto cataclísmico que inclinó su eje de rotación casi 90 grados respecto al plano de su órbita. En este escenario, Tritón es el miembro sobreviviente de un asteroide binario destruido en su encuentro con Neptuno. La distribución de la masa de los satélites de Neptuno es la más desigual de todos los grupos de satélites en el sistema solar. Este satélite destaca por tener una órbita muy excéntrica. Proteo, el segundo satélite por tamaño, tan solo mide 420 km de diámetro medio y no fue descubierto hasta la visita de la sonda Voyager 2 en 1989. [17]​ Por lo que ambos satélites parecen tener similares colores (gris), implicando que Halimede podría ser un fragmento de Nereida.[18]​. También presenta llanuras heladas y accidentes geográficos semejantes a volcanes con diámetros de hasta 200 km. Hasta julio de 2018 se habían descubierto un total de 14 satélites de Neptuno. Imagen de Neptuno y Tritón tomada por la sonda Voyager 2 en 1989. Este gran satélite de Neptuno tiene un diámetro de 2.700 Km. Este grupo de satélites parece estar íntimamente relacionado con la distribución de los anillos de Neptuno, algunos de ellos, como Despina y Galatea, podrían ser satélites pastores. Grav, Tommy; Holman, Matthew J. Giles Sparrow. Esta página se editó por última vez el 6 sep 2020 a las 16:02. El resto de satélites de Neptuno se pueden clasificar en dos grupos: los interiores y los exteriores. ‡ Los valores de periodo orbital negativos indican que poseen una órbita retrógrada, es decir, opuesta al sentido de rotación de Neptuno. Ciertas regiones de Tritón parecen tener estructuras muy parecidas a los géiseres de la Tierra, que emiten potentes chorros de nitrógeno líquido.[9]​. En esa época Plutón estaba unas 30 veces más lejos del Sol que la Tierra (de hecho más cerca que Neptuno, por debajo de éste) pero al comienzo del siglo 22 va a estar a casi el doble de esta distancia. El más grande es Tritón con mucha diferencia. Es muy probable que estén formados por hielo de agua y compuestos orgánicos oscurecidos por la radiación. El tercero en volumen es Nereida (340 km), descubierto en 1949. Esto puede deberse a que la luz del Sol vaporiza nitrógeno líquido situado bajo la superficie de Tritón. Todos los demás planetas están entre él y el Sol, a distancias enormes, de manera que no se ven. (2004). Entre 2002 y 2003, se encontraron 5 satélites más a través de sondeos telescópicos desde observatorios terrestres, ampliando las lista a 13.
2020 satelite más grande de neptuno