Ortiz, Juan L.

La mano infinita

“Balbuceante, trémula, fluida, siempre como deshaciéndose en el momento mismo en que se la quiere tocar, la poesía de Ortiz es tan profundamente placentera como ardua de abordar. […].

Ortiz, Juan L.

El alba sube

“Balbuceante, trémula, fluida, siempre como deshaciéndose en el momento mismo en que se la quiere tocar, la poesía de Ortiz es tan profundamente placentera como ardua de abordar. […].

Ortiz, Juan L.

El alba sube

“Balbuceante, trémula, fluida, siempre como deshaciéndose en el momento mismo en que se la quiere tocar, la poesía de Ortiz es tan profundamente placentera como ardua de abordar. […].

Ortiz, Juan L.

La rama hacia el este. El álamo y el viento

“Balbuceante, trémula, fluida, siempre como deshaciéndose en el momento mismo en que se la quiere tocar, la poesía de Ortiz es tan profundamente placentera como ardua de abordar. […].

Ortiz, Juan L.

Prólogo de Daniel Freidemberg

La orilla que se abisma

“Balbuceante, trémula, fluida, siempre como deshaciéndose en el momento mismo en que se la quiere tocar, la poesía de Ortiz es tan profundamente placentera como ardua de abordar. […].

Ortiz, Juan L.

Prólogo de Daniel Freidemberg

Antología

Puede decirse que Juan L. Ortiz fue autor de un solo libro, En el aura del sauce, o, mejor, que escribió varios libros (hasta trece), pero con un impulso unitario, que la presente antología se encarga de mostrar.

 

Ortiz, Juan L.

Prólogo de Daniel Freidemberg