Stoker, Bram

Drácula

Una antiquísima creencia acepta que los muertos necesitan beber sangre para conservar cierta vida terrenal. Para los eslavos, los vampiros son las almas de los muertos. Esta tradición permaneció por siglos, en especial, a partir del XVII, en el ámbito del Danubio.

Stoker, Bram

Traducción y notas de Gregorio Cantera Chamorro