Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Losada Clásica

Confusión de sentimientos

El joven estudiante Roland, entregado a una vida disoluta y despreocupada y a punto de dejar los estudios es enviado por su padre a una pequeña universidad ubicada en una ciudad de provincias en Alemania. Allí conocerá al que será su maestro, guía y, quizás, ¿amor?

Zweig, Stefan

Traducción: Nicolás Gelormini

Antología

La voz de Alfonsina Storni resiste el paso del tiempo y se acerca al misterio de los clásicos. Su obra ocupa hoy un lugar en el canon que ella seguramente ni siquiera se atrevió a soñar desde su puesto de luchadora incansable, y casi podríamos decir autodidacta librada al instinto poético que respiraba en su oído, en el mundo de hombres que le tocó vivir.

Stendhal

Cuentos de amor de locura y de muerte

 Tanto en Los desterrados, El desierto, Cuentos de la selva como en estos Cuentos de amor de locura y de muerte, la precisión y la violencia del estilo de Horacio Quiroga alcanzan su clímax de más aguda tensión.

 

Quiroga, Horacio

El candor del padre Brown

En una es­plén­di­da tra­duc­ción de Al­fon­so Re­yes, se rea­ni­man con vi­va­ci­dad y gra­cia las an­dan­zas del Pa­dre Brown, del de­tec­ti­ve Va­len­tin y del de­lin­cuen­te Flam­beau, en una mez­cla de si­tua­cio­nes de­so­pi­lan­tes, don­de cul­mi­na el ar­te de Gil­bert Keith Chesterton (1874-1937) cuyo humor es sólo comparable al de su compatriota Bernard Shaw.

Chesterton, Gilbert

Traducido por: Alfonso Reyes

El retrato de Dorian Gray

El retrato de Dorian Gray apareció en 1891 y desde entonces no ha dejado de ser reimpreso y traducido a todos los idiomas. La versión que publicamos difiere de las restantes en español, por ser rigurosamente íntegra y estar realizada con la maestría de Ricardo Baeza, uno de los mejores traductores del mundo hispánico.

Wilde, Oscar

Traducción y prólogo de Ricardo Baeza

Hamlet

El per­so­na­je Ham­let, co­mo su con­tem­po­rá­neo Don Qui­jo­te, no ne­ce­si­tan pre­sen­ta­ción: son más fa­mo­sos que sus au­to­res, y sus nom­bres o sus pa­la­bras sue­len apa­re­cer aun en bo­ca de quie­nes no le­ye­ron las obras que ellos pro­ta­go­ni­zan.

Shakespeare, William

Introducción de Pedro Henríquez Ureña
Traducciones y notas de Pablo Ingberg y Patricio Canto

La Celestina

La celestina, de Fernando de Rojas, fue escrita en ese momento de plenitud de la vida española que fue la última década del siglo XV –contemporánea de la toma de Granada y del descubrimiento de América–, y trasunta la libertad, la abundancia, el exceso que hasta Carlos V imperan en España.

Rojas, Fernando de

Prólogo y notas de Nydia M. Grotta

La voz a ti debida

Pe­dro Sa­li­nas (1891-1951) da co­mien­zo a su la­bor poé­ti­ca con la pu­bli­ca­ción, en 1923, de Pre­sa­gios, li­bro de acen­to muy per­so­nal que si­tuó de inmediato su nom­bre en­tre los pri­me­ros de la nue­va ge­ne­ra­ción es­pa­ño­la.

Salinas, Pedro

La zapatera prodigiosa. Primeras canciones. Seis poemas galegos

La zapatera prodigiosa, contrariamente a Yerma, viene a ser un intermedio, un “divertimento”, pero de la más fina cali­­dad. Corresponde a la modalidad de lo que pudiéramos llamar “teatro de cámara” y, en efecto, su origen fue éste, ya que se estrenó en el Club Anfistora de Madrid, en 1930.

García Lorca, Federico

Martín Fierro

El Martín Fierro que ofrecemos a nues­tros lec­to­res, es la me­jor edi­ción exis­ten­te de es­te li­bro clá­si­co de las le­tras ar­gen­ti­nas. El tex­to –cui­da­do por Eleu­te­rio F.

Hernández, José

Introducción, notas y vocabulario de Eleuterio F. Tiscornia