La letra escarlata

La letra escarlata, como indeleble rostro de la inquisición protestante, significa en la historia de las letras norteamericanas la permanente lección de técnica literaria que su autor impartió  a todos y cada uno de sus compañeros de generación. (...) La arrogancia con que la pecadora ostenta la letra escarlata que la ha marcado como adúltera, entraña una certera y dura crítica al mundo dominante, una valerosa reivindicación del autoavalúo psicológico”. / Luis Alberto Sánchez

Traducción de Carlos Gardini

Colección: Grandes Clásicos
ISBN: 
978-950-03-9977-7
Páginas: 
232
15 x 23
Tapa blanda con solapas